Llovizna abundante 3.4 °C

Artistas y artesanos

Algunos autores reconocen en las pinturas corporales y en las ceremonias de iniciación de los pueblos originarios, los primeros antecedentes del teatro y la plástica en la región.  Así también, las elaboradas ilustraciones de la cartografía y de los libros de viajes de los navegantes europeos o los cánticos de los misioneros pueden ser considerados tempranas manifestaciones artísticas  vinculadas al pasado de estas tierras.
 
Cuando Ushuaia era sólo una pequeña aldea, la creatividad y maestría de los carpinteros dotó a las construcciones de ornamentaciones de nivel artístico. De la vida en el presidio llegaron testimonios de las habilidades creativas de los penados, especialmente pinturas y elaborados  trabajos en madera que aún se conservan. Por entonces, las presentaciones de la banda del Presidio constituían un verdadero acontecimiento cultural para toda la comunidad.  A pesar de las difíciles condiciones en las que transcurría la vida en la pequeña y distante ciudad, sus pobladores desarrollaron una intensa vida social. Las fechas patrias, los actos escolares, las reuniones en casas  de familia constituían siempre una  buena ocasión para compartir las inquietudes artísticas. Algunas veces se podía disfrutar también de la actuación de elencos que cada tanto llegaban de gira a estas latitudes o de las presentaciones de  bandas y artistas arribados como pasajeros o tripulación de los barcos que tocaban puerto. 
 
Con el tiempo y el crecimiento de la población se fueron formando diversos grupos artísticos locales,  siendo el teatro, la música y la danza las disciplinas preferidas. En el campo de las artes plásticas, creadores locales se destacan principalmente en el campo de la pintura, la escultura, el muralismo y el arte digital.
 
La artesanía tiene en la localidad una larga tradición en la que se destaca la cestería de los yamanas y las tallas en madera de Doña Enriqueta. Numerosos artesanos sustentaron con sus habilidades el desarrollo de la ciudad y muchos otros llegados a estas tierras, inspirados por sus paisajes, historias, colores y materiales logran fusionar las técnicas tradicionales de la orfebrería, arte textil, batik, tallado en madera entre otras,  para lograr producciones de gran belleza y originalidad.  
 
La fotografía llegó a Ushuaia de la mano de las expediciones científicas que la utilizaron para documentar sus investigaciones. Desde muy temprano Tierra del Fuego quedó reflejada en las imágenes tomadas por personajes de nuestra historia que eran además hábiles fotógrafos como Julio Popper o Ramón Cortés. La organización administrativa de la ciudad y la instalación del presidio hizo del registro fotográfico una práctica usual, pero también, la belleza del paisaje, la vida social, las costumbres, los grandes sucesos fueron capturados por los fotógrafos profesionales y aficionados.
 
Los amantes del cine fueron siempre numerosos en Ushuaia, ya en 1910, el diario El mosquito hace mención a una proyección en el salón Municipal y hacia los años cincuenta funcionaban dos salas comerciales. Tras un breve período a fines de los ’80, sin cines en la ciudad, la  actividad se retomó tanto en el ámbito público como privado. La producción local de recursos audiovisuales despierta gran interés en los últimos años y genera vocaciones entre los más jóvenes.
 
Ushuaia cuenta hoy con una rica y variada actividad cultural y es el hogar de numerosos creadores que producen y se expresan a través de las diversas ramas del arte. La ciudad ha sido sede de acontecimientos artísticos de  alto nivel como el Festival musical de Ushuaia, la Bienal del Fin del Mundo, Mes del arte fueguino, el  Festival internacional de teatro, los Concursos de escultura en nieve y  el Festival de cine de montaña, el Ciclo de cine Europeo, la Muestra internacional de Cine Ambiental, el Festival de Jazz Al Fin, entre otros.